Día del Periodista propicio para denunciar precaria situación de libertad de expresión en Honduras

Hoy se celebra el Día del Periodista hondureño, profesión de la cual me siento altamente orgulloso, sin embargo considero que la conmemoración también debe servir para, haciendo uso de los principios de esta noble profesión, denunciar la cada vez más deteriorada y precaria situación de libertad de expresión en Honduras, con un nuevo Código Penal que sigue lesionando la libertad de expresión, a pesar del compromiso de reforma del presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva.
No podemos callar que más de 70 crímenes de periodistas en la última década permanecen en la impunidad y los pocos “resueltos” solo se ha identificado a los autores materiales, más no los intelectuales.
No es posible celebrar cuando más de 200 colegas han sido suspendidos o despedidos y otros trabajan largas jornadas en condiciones de precariedad sin los equipos de bioprotección necesarios en la cobertura de la pandemia.
No podemos dejar de solidarizarnos con los periodistas que han tenido que huir del país con todo y su familia, ante las amenazas y persecución de diversos actores como el crimen organizado y los órganos de seguridad del gobierno.
No podemos olvidar a los periodistas presos o criminalizados por denunciar la escandalosa corruptela gubernamental que a cambio de publicidad presiona y amenaza, a quienes disienten.
No podemos quedarnos callados cuando los espacios democráticos se reducen y el país se endeuda “hasta la coronilla”, pero paradójicamente más hondureños se suman al ya alto porcentaje de pobreza y lo peor a la indigencia.
No podemos cerrar los ojos ante zánganos polítiqueros que se reparten la hacienda pública como “botín” mientras en los hospitales se carece hasta de lo más elemental y ante avarientos empresarios que se enriquecen con el dinero del pueblo, haciendo pingües negocios.
Tampoco podemos dejar de mencionar que muchos medios de comunicación y colegas están en deuda con la sociedad, porque se han apartado de los principios periodísticos y no han defendido la democracia, la libertad de expresión y la verdad y se han convertido en instrumentos de distracción y están dedicados a desinformar o hacer relaciones públicas.
Vale recordar ahora la máxima del escritor y periodista británico Eric Arthur Blair, más conocido George Orwell: “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que se publique, lo demás es relaciones públicas“.

Por Santos Gálvez Martínez. 25 se Mayo de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.