Copeco

Por René Alfaro*
En un país donde sus funcionarios respetan la vida humana y sus ciudadanos son tratados con dignidad, se toma en serio un fenómeno tropical, que se anunció con antelación que probablemente impactaría en nuestro país, dejando cantidades considerables de agua, producto de las lluvias.
En lugar de eso, COPECO, desestimó tal advertencia del centro de huracanes y alentó a la gente que saliera de vacaciones, es tal la irresponsabilidad, que, una vez suspendido el feriado morazánico, se reprogramo, para la próxima semana, es decir, quienes gobiernan, minimizaron las consecuencias de los aguaceros, llamó especulaciones, las alertas hechas.
Nunca se visualizó un escenario como el que se vive en estos momentos, no tenían ningún plan de contingencias, ni nada parecido.
Pero a la desfachatez de la clase gobernante, se suman los aspirantes a reelegirse en cargos de elección popular y los que buscan llegar por primera vez, que han saltado a tomarse fotos entregando víveres y otros artículos necesarios para miles de damnificados.
Suficiente tragedia la que viven familias con las perdidas de sus enseres, para ser expuestos en imágenes de quienes buscan ganar simpatías y votos para la contienda electoral que se avecina.
Si desean ayudar, bienvenido sea, pero no instrumentalizando las ayudas para fines electoreros, porque en ese momento, desaparece la acción solidaria y se convierte en propaganda política.

* Abogado y periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.