Más de 40 días preso lleva comunicador

El comunicador social de la red de comunicadores de Honduras de la Vía Campesina, Samuel Antonio Vásquez, fue detenido mientras le daba cobertura a un desalojo de tierra y permanece preso desde hace 40 días en el penal de Marcala, La Paz, donde los periodistas tienen acceso restringido a la información del centro penal.
De acuerdo a datos recopilados por la periodista y defensora de derechos humanos, Tomy Morales y divulgados por el Comité por la Libre Expresión (C-Libre), los agentes de seguridad del Estado detuvieron a Vásquez, en la comunidad de Crucitas, Santa María, de La Paz, cuando realizaba la cobertura periodística de un desalojo o "recuperación de tierras".
El comunicador que también es miembro de la Central de Trabajadores del Campo (CNTC), expresó que el desalojo fue violento; ya que la policia golpeó niños, personas de la tercera edad embarazadas.
“Hay compañeros que los golpearon, fueron detenidas y detenidos una gran cantidad de personas, entre los que estoy yo, y actualmente nos encontramos presos 14 personas, once hombres y tres compañeras mujeres”, indicó Vásquez.
Narró que la policía entró con los fusiles de frente y que utilizan una especie de gas, que no lo tiran como las lacrimógenas sino, que es un químico en forma de spray, muy potente y lo precipitan directamente a los ojos, “nos desmovilizaron a golpes con los garrotes, a patadas, puñetazos, lo que quisieron”.
Vásquez alega que la idea de los campesinos era negociar las parcelas de tierra con doña Consuelo, a la que las autoridades identifican como dueña de la tierra.
La negociación se haría por medio del Instituto Nacional Agrario (INA) o por las organizaciones campesinas, pero la señora no quiere ni llegar a una conciliación.
Otro detalle es que hace años que la supuesta dueña no ha pagado los impuestos establecidos por la municipalidad, están como nacionales, por eso la gente procedió a la recuperación de estas tierras.
“Al parecer la jueza está atrasando el caso, ya que se presentaron todos los papeles que pidieron para comprobar arraigo, pero en la última audiencia nos pide otros papeles como cartas de trabajo, constancias de equipos de futbol y otros documentos, por lo que quieren que pasemos dos años presos”, señaló Vásquez.
El día que la periodista y defensora Tomy Morales quiso entrevistar al comunicador y a los demás detenidos, los uniformados se mostraban renuentes para dar acceso porque les han mandado un memorando en donde especifican que no hay permiso para que periodistas o medios de comunicación ingresen a las instalaciones del penal de Marcala, a dar cobertura periodística.
Después de 15 minutos alegando que además de periodista, es defensora de derechos humanos, accedieron a que pudiera entrevistar a los detenidos. Mientras obstruían el derecho a la información, lo único que le informaron es que eran "órdenes de arriba".

Noticias Honduras

Noticias de Honduras, derechos humanos, libertad de prensa y medioambiente, entre otros que normalmente no publican otros medios de comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.