¿Quién salvará a este pueblo humillado?

Radio Progreso y el ERIC-SJ

Nació en la penúltima década del siglo pasado y Callejas lo implementó en nuestro país en la última década del siglo. Por sus frutos lo conoceremos, y cerca de tres décadas después he aquí algunos de esos frutos: venta de nuestro territorio, desempleo irreversible, migración masiva y creciente, violencia y narcotráfico. Y especialmente su rasgo más importante: la privatización de los bienes y servicios públicos.
Entre esas privatizaciones, la de la salud y la educación resultan de una especial gravedad, porque somos un pueblo enfermo y sin ingresos para tratar sus enfermedades en clínicas privadas. No es nada ocioso recordar que el sector privado agarra los bienes que son públicos y busca convertirlos en capital, en dinero y en ganancias. LO mismo ocurre con la educación. Son bienes que al quedar en manos de empresas privadas, entran en la lógica de la oferta y la demanda. Habrá salud y educación para quienes pueden comprarlas.
La privatización de la salud va a paso firme, avanza a alta velocidad como un corredor queriendo llegar a la meta.  Cuando el corredor llega a la meta es galardonado. En el caso de la salud, en estos terribles tiempos del dengue, la meta a la que llegarán los privatizadores es la de hacer negocio con los enfermos, y los galardonados nunca serán los pobres, sino los pocos que se benefician de la venta de salud.
Estamos amenazados por la epidemia del dengue, y que no nos vengan con ese irresponsable discurso de que los pobres son sucios y por eso damos cabida a los zancudos. Ni nos vengan con eso de que las enfermedades vienen porque Dios lo permite. Basta con comparar el presupuesto de salud con el de defensa y seguridad. Hay mucho más dinero para armas y bombas lacrimógenas que para comprar acetaminofén y sueros. Y en medio de la crisis del dengue, el Congreso aprobó más de 44 millones de lempiras para aumentar el presupuesto de seguridad.
El plan privatizador y de militarización que impulsa el actual régimen marcha a paso firme, tanto que la salud ya está por colapsar mientras el propio director de la orquesta dictatorial advierte que todo lo que pasa es por culpa de los detractores, los malos que hacen daño al país.
¿Quién salvará al más de 60% de los hondureños y hondureñas que está en pobreza o bajo la línea de la pobreza? Un día el poeta Miguel Hernández dedicó un poema al niño yuntero, esclavizado y oprimido desde su nacimiento, y  se hizo la pregunta, “¿quién salvará a ese chiquillo menor que un grano de avena?”  Y con el poeta  parafraseamos esta respuesta: “la salvación saldrá de los mismos hondureños enfermos, marginados y desempleados, que antes de ser lo que son fueron también niños oprimidos y explotados”.

Sobre Noticias Honduras 3572 Artículos
Noticias de Honduras, derechos humanos, libertad de prensa y medioambiente, entre otros que normalmente no publican otros medios de comunicación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.