No hay condiciones para defensores de DDHH en Honduras, afirma coordinador del MADJ

“En Honduras no hay condiciones para quienes defendemos derechos humanos”, manifestó el coordinador del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ), abogado Martin Fernández.

Fernández resultó herido dura he una protesta el pasado viernes 04 de agosto, durante una actividad del MADJ en el sector de Paujiles en Tela, Atlántida.

Tras presentar una carta abierta al Ministerio Público (MP) cuestionando su silencio ante todas las ilegalidades cometidas por la empresa hidroeléctrica HIDROCEP, Fernández y miembros de la comunidad realizaron un plantón en sus instalaciones.

Fernández, asumió la coordinación del MADJ en 2014, es co fundador de la organización y ha impulsado todos los avances a lo largo de los 10 años de existencia de la misma desde las primeras 48 horas luego de su creación en el año 2008 en el marco de la histórica huelga de hambre de los fiscales.

Fernández es víctima de amenazas constantes, persecución y señalamientos por su participación en la oposición a proyectos mineros en el Sector de Florida en el mismo departamento de Atlántida, producto de eso la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictó medidas cautelares en su favor, sin embargo, pasados 4 años, no existe ningún avance en su implementación ni voluntad política por parte del Estado de Honduras.

En Atlántida, los núcleos del MADJ se han multiplicado cada vez más, sobre todo en torno a la defensa de los ríos ante el peligro que representan las hidroeléctricas, como es el caso del Sector Pajuiles quienes denunciaron los daños ambientales provocados por HIDROCEP ante el MP e impugnaron el acta de cabildo abierto donde el alcalde Mario Fuentes y otros funcionarios aprobaron ilegalmente el proyecto de dicha empresa.

Fernández no es un personaje agradable para el MP quien en las últimas ocasiones ha buscado miles de excusas para no atender las denuncias promovidas por el MADJ y tampoco para HIDROCEP quien se ensañó en su contra de forma directa el 04 de agosto donde resultó con graves lesiones en su nariz debido a las agresiones.

Fernández manifiesta que los hechos en su contra son el reflejo de la determinación de indiferencia por parte del Estado de Honduras en relación a los defensoras y que producto de esto no existen en el país ni las condiciones más básicas o mínimas para poder defender derechos humanos.

“En Honduras no existen acciones preventivas a fin de evitar los ataques y agresiones en contra de defensores y defensoras, y tampoco existen acciones de intervención oportuna ante los hechos en contra de quienes defienden derechos humanos”, apuntó el dirigente.

Por el contrario, las instituciones tienen un marcado rechazo o predisposición que se traduce en una aparente pasividad, que raya, sin duda en la complicidad con los autores de las agresiones y esto, se agrava aún más ya que son estas quienes estigmatizan a los y las defensoras procurando con ello normalizar o justificar los atropellos de los cuales son víctimas recurrentemente.

Indicó que es preocupante la colusión de todas las instituciones con el objetivo de desconocer su competencia para intervenir en los atentados y procesos de criminalización en contra de defensores y defensoras y esto ha sido más que evidente ya que posterior a los hechos, tardaron más de 4 horas en recibir su denuncia en Tela y a pesar de haber ya transcurrido 5 días esta no ha sido turnada a la fiscalía correspondiente y ni una tan sola institución se ha comunicado para ofrecer una alternativa real a su situación de riesgo.

Sin embargo, a pesar de esta escalada que pone en riesgo aún mayor la vida del coordinador general del MADJ, Fernández continúa sereno trabajando hasta lograr que se castiguen a los responsables de graves daños ocasionados por HIDROCEP, y en la lucha constante en contra del saqueo que representa el modelo extractivo en Honduras y el cáncer de la corrupción e impunidad y se reconoce agradecido por las diversas y múltiples muestra de afecto y solidaridad hechas públicas desde el día que fue agredido, ya que este respaldo reafirma que su lucha por la dignidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *