Naciones Unidas pide acabar con discriminación de los pueblos indígenas

Con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo, el Foro Permanente de las Naciones Unidad para las Cuestiones Indígenas afirma que los “Estados deben transformar las palabras en hechos para acabar con la discriminación, la exclusión y la falta de protección que la tasa de asesinatos cada vez mayor de defensores de los derechos humanos”.

El Foro Permanente, el Mecanismo de Expertos de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y la Relatora Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas también alertan que los pueblos indígenas del mundo aún se enfrentan a grandes dificultades, una década después de la adopción de una declaración histórica sobre sus derechos.

En un comunicado conjunto se cuestiona que los pueblos indígenas siguen siendo víctimas de racismo, discriminación y desigualdad en el acceso a derechos como la salud o la educación. Los pueblos indígenas enfrentan niveles de pobreza desproporcionadamente mayores y una menor esperanza de vida. Asimismo, enfrentan desafíos especialmente graves debido a la falta de protección sobre el derecho a sus tierras, territorios y recursos naturales, que constituyen los pilares centrales de sus medios de vida e identidades culturales.

El comunicado establece que en 2016, al menos 200 personas defensoras de la tierra y el medio ambiente fueron asesinadas en más de 25 países, incluyendo Honduras, donde la situación se ha agravado en los últimos años.

Agrega que “falta mucho para reconocer plenamente los derechos de los pueblos indígenas, especialmente, las mujeres indígenas y los jóvenes deben hacer frente a mayores dificultades a la hora de participar en la toma de decisiones que les afectan. En consecuencia, las políticas y legislaciones nacionales no están teniendo en cuenta su cosmovisión y parten muchas veces de una interpretación errada de su situación”.

Por este motivo, el grupo de expertos/as señala que ha llegado el momento de reconocer e impulsar las formas de gobierno y representación de los pueblos indígenas para establecer un diálogo constructivo y el compromiso con las autoridades nacionales e internacionales, los cargos públicos y el sector privado.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Honduras, se puso a disposición de todas las partes para llevar a cabo este diálogo con el fin de proteger los derechos de los pueblos indígenas mientras se fomenta el desarrollo responsable y equitativo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *