Periodismo sumiso

Por Ramiro Velásquez Gómez, periodista colombiano

¿Está en crisis nuestro periodismo?
Cuando los medios tradicionales fallan en defender al ciudadano de a pie… solo queda responder que sí y que el periodismo sirve al vil, al perverso y al corrupto.

Casi todos los medios padecen dificultades económicas y deben competir, sin encontrar la fórmula aún, contra las redes sociales y la información de toda clase que allí circula.
Y la desinformación, que es demasiada.

Se asusta uno cuando conoce cómo muchos medios buscan al gobierno de turno para "vender" paquetes publicitarios.
La llaman "pauta" o, en palabras reales, chantaje, soborno, sometimiento, silencio y… prostitución.
Sí, así es, sin rubor alguno.

No queda menos que estremecerse cómo la prensa tradicional ha sido cooptada por los grupos politicos y económicos, incluso si no son propietarios, porque en busca de la tal pauta han dado el brazo a torcer en la clara y digna misión del periodismo: servir a los débiles frente a los abusos del poder.

Y lo más pervertido es que casi todos tomaron partido, que es el gobierno que ejerce el poder por el momento.
Crítican a la gente que ya no cree en ellos, mientras justifican sin emoción todas las actuaciones oficiales.
Y se ve también en los niveles municipal por temor a perder la pauta o que "por la plata baila el perro", decían los abuelos.

Hay gobernantes que exigen despedir a determinado periodista porque no les sigue la agenda que imponen.
Los gobiernos establecen la agenda noticiosa.
Y los medios aceptan y cumplen las órdenes, sin pudor.
Prevalece la sumisión total de los medios y periodistas por vivir de la "teta" del Estado, y llegan al extremo de cobrar hasta por las entrevistas e informaciones que "cubren".
¿Para eso estudiaron?

Es el panorama de los medios tradicionales. ¿Quedará alguno independiente y fiel a su misión?
Quizás, pero ahora son fósiles, prehistóricos, inexistentes.

Han surgido medios alternativos en redes sociales y canales de video, aunque con un perfil partidista.
Son escasos los ejemplos valiosos que buscan consolidarse e imponerse, y que investigan y denuncian con pasión aunque enfrenten problemas de financiamiento.
Y no pueden recurrir a la fórmula más sana del apoyo de sus seguidores porque no los tienen, no ofrecen nada, solo mensajes perniciosos del partido y del poder.

El panorama no es alentador. 
Oscar Wilde decía que el periodismo justifica su existencia por el gran principio darwiniano de la supervivencia de lo más vulgar.
A muchos se les aplica hoy, lastimosamente.
Es el triste espectáculo del periodismo.

Noticias Honduras

Noticias de Honduras, derechos humanos, libertad de prensa y medioambiente, entre otros que normalmente no publican otros medios de comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.