Yani Rosenthal viene de familia violadora de derechos humanos y laborales: extrabajadores de Tiempo

Los extrabajadores de diario Tiempo volvieron a reclamar sus derechos laborales, luego del lanzamiento político a la presidencia de Yani Rosenthal, quien ha retomado el control de los negocios familiares luego de recién regresar de los Estados Unidos donde estuvo preso por lavado de activos provenientes del narcotráfico.

“Este día, como si se tratara de un mesías, un redentor o héroe de película hollywoodense, Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo, quien permaneció preso tres años en una cárcel de Estados Unidos lanza su precandidatura presidencial por el Partido Liberal esperando ganar la simpatía de los hondureños que desafortunadamente, por ignorancia, ambición o complicidad, apoyan a políticos que sistemáticamente han venido destruyendo a nuestro país”, afirma el pronunciamiento público.

Ante este acto, los más de 200 exempleados de Tiempo, que desde hace 5 años vienen suplicando el pago de nuestras prestaciones laborales a la familia Rosenthal, “nos vemos obligados a hacer un llamado a líderes locales y ciudadanos que sinceramente desean el bienestar del país a no apoyar políticamente a Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo porque su familia es enemiga de la clase trabajadora que los ha enriquecido”.

Los ex empleados afirman que la familia Rosenthal es enemiga de la clase obrera por que viola los derechos laborales de más de 200 extrabajadores del Diario, propiedad de ese grupo familiar y que fue cerrado en octubre de 2015, cuando la justicia de Estados Unidos acusó a tres de ellos de lavar dinero procedente del cartel “Los Cachiros”.

Entre estos extrabajadores hay muchos de la tercera edad, que trabajaron 20, 30 y hasta 40 años en esa empresa y que por su condición no pudieron volver a ingresar al mercado laboral. “Razón por la cual también se convierten en violadores de los Derechos Humanos de estas personas y las familias que de ellos dependen”, agrega.

Los afectados por la familia Rosenthal y “por haber conocido de cerca su proceder, tenemos la responsabilidad de abrirles los ojos a aquellos ciudadanos que desconocen que Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo es un violador de los derechos laborales y, por ende, de los derechos humanos, aunque intente lavar su imagen con entrevistas producidas por sus medios de comunicación con periodistas, incluso, que han participado en política bajo su padrinazgo”.

Los extrabajadores ganaron en 2019 una demanda y el Juzgado del Trabajo ordenó a la familia Rosenthal pagar los derechos laborales a más de 200 trabajadores que en 2015 dejaron abandonados tras suspender la circulación de la edición impresa de Diario Tiempo y a pesar de que existe esa sentencia que les favorece, la familia Rosenthal se rehúsa a pagar las prestaciones.

“Insólitamente, Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo, después de salir de la cárcel de Estados Unidos, ha dicho que no nos debe nada e intenta descaradamente convencer a los ciudadanos que Diario Tiempo fue cerrado por el Gobierno”, afirman el comunicado de los ex empleados que confían en que la justicia hondureña les favorecerá nuevamente porque ellos tienen la razón y obligará a la familia Rosenthal a pagar los derechos laborales que hasta hoy ha venido desconociendo y negando.

Finalmente afirman que “como ciudadanos hondureños que aspiramos a tener un país libre de corrupción y delincuencia, les pedimos a todos los hondureños a reflexionar. Es imposible que recuperemos un país de la ruina con líderes como Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo”.

Un comentario

  1. Así es clara y tajantemente nuestra situación ya han muerto un sinnúmero de compañeros que no han podido tener acceso a la salud como parte elemental del ser humano, ahorita llega Mr. Yani disque a unir a las familias hondureños convirtiéndose como parte del problema y no su solución al unirse al pandoro de elvin Santos encausado de igual forma en los juzgados, y tristemente célebre político golpista anti democrático dentro de su mismo partido, ante nuestra unidad gramática de nuestra clase trabajadora pronosticamos una derrota judicial y politica de yani ya que lejos de aprender lecciones se hace a un lado en nuestro afan que nos cancele nuestras prestaciones convirtiendose en un lider egoista y mesquino de la clase laboral dentro de nuestro pais

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.