EL INACEPTABLE COSTO HUMANO DEL CAFÉ

(Colaboracion de Café For Change)

El modelo de negocios de la industria mundial del café es neocolonial concentra las utilidades, el valor agregado y también la mayoría de impuestos en los países desarrollados, perpetuando la pobreza y el costo humano en los países que producen el café.

Cuando un consumidor disfruta un café en Europa, Estados Unidos, Canadá, Japón, Korea del Sur o en cualquier otro país desarrollado no sospecha que el beneficio neto para los productores de café es menos de un centavo de dólar del precio que el pagó por su taza, usualmente entre 1.50 y 3.50 dólares.

Muchas de las empresas de café, en contubernio con ONGs e instituciones de oficiales de 'desarrollo' de los países mas desarrollados, engañan al consumidor de sus paises haciéndoles creer que el café que toman es ÉTICO, JUSTO y producido en forma SOSTENIBLE. La verdad es que el 'Comercio Justo' no es justo. En el lado agrícola de la industria del café lo único verdaderamente sostenible son la pobreza y el trabajo duro y una produccion con mucha incerditumbre de precio.

La 'ayuda al desarrollo' en café es insignificante, especialmente cuando se compara con los miles de millones de dólares que los países 'donantes' dejan de pagar a los países productores y con los que perciben en impuestos. Alemania, el mayor importador, tostador, consumidor y exportador de café en Europa, recaudó más de 50,000 millones de euros en impuestos al café desde 1960.

El modelo de negocios de la industria mundial del café concentra las utilidades, el valor agregado y también la mayoría de impuestos en los países desarrollados, perpetuando la pobreza y el costo humano en los países productores de café.

En el Convenio Internacional del Café (CIC) de 1983 representantes de los países productores y compradores acordaron un precio mínimo de 1.20 dólares por libra y máximo de 1.40 dólares. Esa franja de precios del CIC de 1983 ajustada a la inflación debería ser hoy entre 2.95 y 3.44 dólares por libra, pero la realidad es que el precio del café que se recibe ahora es de 1.10 dólares por libra.

La idea de compensar a las comunidades productoras de café con 10 Ctvs de dolar por taza, con valor compartido transparente, no es un acto de caridad, es un acto de justicia.

Este precio no refleja ni la realidad del mercado, ni el costo de producción y mucho menos el valor del grano para la muy exitosa industria cafetera, la cual genera anualmente decenas de miles de millones de dólares de utilidades e impuestos en los países desarrollados.

Los precios pagados a los productores de café se han dividido a la baja mientras los precios pagados por los consumidores por cada taza de café se han multiplicado al alza.

Esto mantiene a decenas de millones de personas en situación de pobreza extrema, destruye la vida de decenas de millones de niñas y niños. Más de 25 millones de familias viven de la producción de café en todo el mundo.

La injusticia en la industria del café, que incluye los mal llamados 'estándares' de 'sostenibilidad', requiere como solución un nuevo modelo de negocios transparente en el que los consumidores compensen directamente a los productores, trabajadores del campo y brinden a sus familias y especialmente a sus hijos el bienestar social que merecen, debido a que cada taza que vende la industria del café es fruto del arduo trabajo de las comunidades cafeteras donde abunda la miseria.

Varios productores y asociaciones de café han comentado, "los productores de café no somos pobres, es la economía basada en alta corrupción gubernamental, gremial, y pobres sistemas de educación los que no permiten lograr mejores precios. El tema es financiero y de manipulación de mercados"
Los productores no pueden mantener inventarios esperando mejores precios, ellos venden apenas viene la cosecha, y los intermediarios y los grandes exportadores son los beneficiados.

Ademas los grandes compradore mundiales compran cafe de mala calidad (cafe robusta a mas bajo precio) para PROMEDIAR sus ingresos y ganancias. Nunca antes las trading y los tostadores han ganado tanto como ahora, y el productor, no ha perdido tanto como ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.