Deficiencias en compras de emergencia, señala la ASJ

La compra de 450 ventiladores mecánicos pulmonares requerirá una inversión tres veces mayor a la efectuada en la adquisición, en personal capacitado, equipo complementario, infraestructura y mantenimiento, entre otros.

La progubernamental Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) presentó hoy, los hallazgos de los primeros dos informes de auditoría social realizados a los procesos de adquisición de Inversión Estratégica de Honduras (INVEST- H), señala do únicamente deficiencias en las compras de emergencia pro el Covid19.

“Los resultados de las evaluaciones de los procesos de compra de 250 mil kits de pruebas para la detección de COVID-19 y 450 ventiladores mecánicos pulmonares, refieren escasa planificación en las adquisiciones por parte de INVEST-H y la Secretaría de Salud, pese a la inversión de más de 388 millones de lempiras (L 46.5 millones y L 342.4 millones, respectivamente)”, dice el tibio informe.

Agrega que si bien la ASJ corroboró precios competitivos, calidad y tiempos de entrega favorables, logró identificar “deficiencias” en dichas compras y entre los hallazgos destaca la toma de decisiones discrecionales por falta de valoraciones técnicas de los bienes y productos adquiridos, procesos de cotización y adjudicación desiguales, negociaciones poco ventajosas, inexistencia de penalizaciones por incumplimiento o garantías de calidad. En general, “quedó evidenciada una falta de comunicación, coordinación y articulación entre los diferentes actores involucrados para atender la pandemia en el país”, apunta el informe.

Señala que las omisiones que pueden poner en precario la salud de los hondureños, como en el caso de los 250 mil kits de pruebas para la detección de COVID-19, que ya están en el país, pero sin los kits de extracción ni otros insumos necesarios para su utilización permanecerán almacenados en una bodega en lugar de ser aplicados en ciudadanos.

En cuanto a los 450 ventiladores mecánicos pulmonares, no hubo evidencia de que la compra fuera sustentada con una planificación para su uso, el cual de acuerdo a expertos consultados por la ASJ requerirá una inversión tres veces mayor a la efectuada en la adquisición del equipo en personal capacitado, equipo complementario, infraestructura y mantenimiento, entre otros.

La ASJ llevo a cabo durante la evaluación de compras con fondos propios de la ASJ, cooperación de socios y donantes extranjeros y los análisis son elaborados por equipos técnicos en Honduras y Estados Unidos, conformados por expertos de diversas áreas, entre ellos: epidemiólogos, ingenieros biomédicos y especialistas en compras y contrataciones públicas.

Actualmente, ASJ evalúa otros tres procesos de compra ejecutados por el Estado de Honduras a través de INVEST-H, correspondientes a la compra de: equipo de bioseguridad valorado en L 196 millones, 290 ventiladores mecánicos pulmonares con un costo de L 231 millones, siete hospitales móviles de aislamiento y siete plantas de tratamiento de desechos médicos por más de L 1,157 millones.

Diversas organizaciones nacionales e internacionales hay denunciado la corrupción en las compras hechas por el gobierno. Hasta la propia comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet cuestionó la falta de transparencia del gobierno hondureño en las compras de emergencia para atender el Covid19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.