El buen periodismo y la ingenuidad

Por Fredy Cuevas

El buen periodismo hace que los ciudadanos tomen libremente las decisiones que crean mejor para defender sus derechos, lo cual implica una exhaustiva información crítica de la forma en que las autoridades gobiernan, legislan e imparten justicia.

Muestra y explica lo que permanece oculto a la mirada de la gente común y, sobre todo, en cómo afectan las medidas políticas, sociales y económicas en la vida cotidiana.

El buen periodismo obliga a los que gobiernan a rendir cuentas de sus acciones y a hacerse responsables de sus decisiones, de su comportamiento cívico y su respeto a los ciudadanos y a las instituciones.

El buen periodismo ofrece información para que los que “saben más” no se aprovechen de los que saben menos. Es decir: si el periodismo es un espejo para analizar la sociedad, da voz a quienes no la tienen para generar empatías entre realidades diferentes y próximas, y sensibilizar sobre las diversas injusticias de la sociedad moderna.

El buen periodismo no hace casi de los discursos oficiales y escudriña de verdad a quienes llevan las riendas de la sociedad.

En definitiva, el periodismo es un instrumento de “empoderar” a los ciudadanos de a pie.

Por eso mismo se ve con la perplejidad del ingenuo como el periodismo se pone al servicio de unos pocos intereses para manipular los hechos, tergiversar la realidad y distraer la atención pública.

Ante el mal periodismo surge un hecho cabal: la gran difusión de Internet ha posibilitado el acceso a la prensa digital mucho más libre y cercana a la ciudadanía que sirve de telescopio y de microscopio de lo que se llama “realidad”.

Sobre Noticias Honduras 3603 Artículos
Noticias de Honduras, derechos humanos, libertad de prensa y medioambiente, entre otros que normalmente no publican otros medios de comunicación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.