LO QUE HAY QUE EXPLICARLE A JUAN ORLANDO

Por Carlos Augusto Hernández Alvarado. Abogado y Notario*

“Los fantasmas dan miedo, dependiendo de quién los atiza”.

“Es difícil explicarle a una persona que no tiene por conducta la sabiduría, sino la soberbia y con compromisos oscuros, lo que le está sucediendo a él y a Honduras.

Se fue alimentando en el Pueblo Hondureño, la idea que Juan Orlando Hernández Alvarado, era un hombre metódico, disciplinado, frío, calculador, que tenía todo controlado.

Y es que su pasado inmediato político, apuntaba a todo esto que señalo precedentemente.

Bajo cálculo frío se convirtió en Diputado, Secretario del Congreso Nacional, Presidente del Congreso Nacional, Candidato de su Partido, controló su Partido y a la oposición interna, el Tribunal Supremo Electoral (TSE), la Sala Constitucional, la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía del Estado, la Procuraduría General de la Republica.- En definitiva todo este estamento legal, le permitió a su antojo manejar el Estado, a los empresarios y a la sociedad en general.

Engrandecido de soberbia autoritaria, sus peticiones se convertían en órdenes y sus órdenes en peticiones, con el servilismo de una casta burocrática que es quien airadamente lo defiende hoy.

Hay que explicarle a Juan Orlando Hernández Alvarado, que un pueblo podrá ser muy sumiso, pero las décadas históricas de saqueo al Estado por la oligarquía corrupta, política y económica a la cual él pertenece, fue acumulando paulatinamente un odio, que cuando sintió los límites de no tener acceso a los bienes y a los servicios, sólo esperaba una gota para rebalsar y es lo que hoy estamos viendo.

El fantasma de que es un hombre que lo controlaba de manera calculada todo bajo forma amañada, creó un miedo en el inconsciente colectivo de que por ejemplo; tenía manipuladas las elecciones generales para su reelección ilegal y de cierta forma se había convertido con este control, en un peón indispensable para los empresarios, la Embajada Americana y los intereses oscuros que representa.

Esta idea le llevó al menosprecio de todo, incluyendo a la oposición política, aglutinada en el Partido Libre, ya que controlaba y disponía de todos los recursos del Estado, así como de medios de comunicación en prensa hablada, vista y escrita.

Casi nos hacen creer que era un Dios y que era insalvable cuatro años más, de su despiadado mandato de muertos y de crisis económica.

NO CONTABA CON ESTO

1. La astucia de Mel Zelaya, al que su grupo político instigando el odio, le consideran; el botudo, ignorante, mujeriego, ladrón, sinvergüenza y un sin número de descalificativos, que dicen sobre el Ex Presidente de la República.

2. Mel Zelaya, viejo zorro que conoce la conducta electoral del pueblo de Honduras, olfateó con astucia, que el Partido Libre, por falta de recursos y de organización estructural, se deterioraba a lo interno y que la figura de él y su esposa a la cabeza presidencial, no captaban un sector importante de la población electoral, en enorme descontento y repudio que le fue tomando al Presidente Juan Orlando Hernández.

3. El lanzamiento agudo y sagaz de Mel Zelaya, de proponer una Alianza Política, rompió el esquema tradicionalista y comenzaron a insultarla y atacarla, rápidamente Mel observó que su figura y la de su esposa a la cabeza destruían, el concepto de la nobel y astuta idea política de aliarse para la presidencia y con una concepción clara, hizo identificar toda la prepotencia que he señalado de Juan Orlando como una dictadura en el Poder, este caló en el electorado hondureño que se sintió amenazado con cuatro años más de autoritarismo.

4. Al momento de definir la Cabeza a la Presidencia, la sorpresa fue para todos, cuando Juan Orlando se quedó con el Partido PAC de Salvador Nasralla, no pudo medir que la dimensión política de este Presentador de Televisión era tan fuerte, por la forma peculiar de decirles “CORRUPTOS” a las estructuras del Estado.

5. Mel Zelaya consiente de esta acción, se apartó del camino y cedió la presidencia a Salvador Nasralla para que se convirtiera en el aglutinador del repudio autoritario a la figura del Presidente JOH, que crecía desmedidamente.

6. Mel Zelaya fue con la pequeña estructura de LIBRE, ordenando el comportamiento político de la ALIANZA y como viejo Zorro, sabía dónde tenía que tocar para desdramatizar el fraude planificado, se rieron de la “OPERACIÓN CUSUCO” que generó una masa increíble de votantes que hoy el Tribunal Supremo Electoral no puede ocultar y se burlaron de los Comandos Antifraude, que iban evidenciando minuto a minuto, por medio de las redes sociales lo que los medios nacionales NUNCA HUBIERAN DICHO, la vulgaridad del manejo electoral con el que pretendían reelegirse.

7. El Coordinador de la Alianza Mel Zelaya, fue articulando con el Partido Libre, un Partido más organizado que el viejo PAC, el cuidado electoral, el cual no podía realizar Salvador Nasralla y le sirvió el escenario para que él aglutinara a LIBRE y a la masa en descontento por el autoritarismo y saqueo del Partido Nacional y Juan Orlando.

8. El otro factor que no pudo controlar el Partido Nacional y su candidato, es que a Salvador Nasralla le pueden decir todo lo que dijeron de él; marica, homosexual, inestable, incoherente, payaso, poco serio, contradictorio.

Pero nunca pudieron decirle que era; “LADRÓN” y que no tenía el valor de enfrentar las elecciones, en este punto se equivocaron, porque pretendieron destruir la figura de Salvador Nasralla, mas no conocían en esencia, el orgullo que él posee, orgullo personal que lo refleja y que lo hace reaccionar sin temor a los que pretenden insultarlo o descalificarlo.

Eso hizo que el Candidato Salvador Nasralla se intensificara más y fue provecho político del incalculable caudal electoral para la “ALIANZA POLÍTICA CONTRA LA DICTADURA”.

Yo creí que Juan Orlando Hernández Alvarado, tenía mayor astucia política, que había logrado medir el descontento de la población por el tema de la corrupción, que tiene hartos a los hondureños, así como el repudio a su persona, el que había crecido, el negarse a dar la cara políticamente era una estrategia equivocada frente a la realidad que se vive.

La impunidad y la injusticia social es tan grande y la había podido percibir, pero la soberbia personal lo atrapó y creyó que con lemas vacíos de amenazas como: “VOY A HACER LO QUE TENGA QUE HACER” y “ESTA ES LA MADRE DE LAS BATALLAS”, provocaría una acción en el electorado y lo único que sintió era el temor de un ser perverso cegado a sus propios intereses.

Creí que Juan Orlando era inteligente en materia política, pero cuando todos los ciudadanos vimos que sus interlocutores más validos eran Billy Joya y Marvin Ponce, todos pudimos imaginar la inmensa charlatanería y burla de su gobierno.

El haber violado el artículo 239 de la Reelección y entregado a los bancos todos los recursos del Estado, el no existir medicinas en los hospitales, salud y educación de calidad, hoy le pasan la factura.

Lo visto por el Tribunal Supremo Electoral con el descaro de David Matamoros Batson, SOLAMENTE FUE LA GOTA QUE REBALSÓ EL ODIO ACUMULADO QUE HOY LO VEMOS EN LA CALLES por años de injusticia y latrocinio, por una clase oligárquica corrupta-política hondureña.

Hoy Juan Orlando Hernández Alvarado, está en una encrucijada, su propio Partido se dio cuenta que no era un Líder de masas, que está exhibido como un Partido Corrupto, la Embajada Americana está incómoda en tener a un candidato electoral fraudulento, poco popular y vinculado a cosas oscuras del país y de paso, deteriorando un partido que ha estado al servicio histórico de los intereses norteamericanos, los empresarios están en seria disyuntiva, se sienten traicionados sobre el espectro falso que él mismo había creado, poniendo en riesgo sus controladas economías y tiene un pueblo ya en las calles.

El aprendiz de Nazi, debe de comprender, que ante la derrota, sólo queda el suicidio”.

*carlosaugusto69@yahoo.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *