Periodista amenazado por el Jefe de Seguridad del presidente del Congreso Nacional

"Seguí difundiendo vídeos de militares 'come perros' y vas a quedar amordazado en una cuneta, con las patas amarillas", advirtió el Jefe de Seguridad del Presidente del Congreso Nacional (CN), Mauricio Oliva, y miembro de la Guardia de Honor Presidencial de las Fuerzas Armadas, el teniente coronel Víctor Mario Ávila Galeano, mientras apuntaba con el dedo índice de la mano derecha hacia el rostro del director de Globo Noticias Honduras Meridiano, César Silva, según denunció el ofendido, ante C-Libre.
En el instante de los hechos, el oficial se dirigía desde las gradas del CN hacia las oficinas administrativas y el reportero lo siguió para preguntarle por qué minutos antes le negó el acceso a la sesión legislativa que debatía sobre la ratificación constitucional de la Policía Militar.
"Yo le insisto ¿y qué diablos te pasa, me estás amenazando, me vas a mandar a matar o me vas a matar? -replicó el periodista- 'sólo eso te digo, te van a encontrar encunetado (en canal de aguas pluviales), con las patas amarillas, por pendejo y tapudo (indiscreto)'. Y se metió a las oficinas" del Legislativo, describió el denunciante.
Silva relató que el 24 de enero llegó al CN, a las 10:00 de la mañana. En las gradas del edificio, los centinelas le dijeron que sólo podían entrar los periodistas que aparecían en un listado. "Me comunico con Bladimir Baca y le pregunto qué cuál es el problema, me reitera que van a verificar qué pasó; pasa una hora más. Llevo hora y media afuera, la sesión da inicio".
Agregó que al empezar la sesión, otro grupo de periodistas que no cubren el CN se aglomeró con el fin de ingresar; el coronel Víctor Mario Ávila Galeano, jefe de Seguridad Militar, venía bajando la escalera a la par del coronel Carlos Andino Cobos y les permitió entrar a siete periodistas. Según Silva, Ávila Galeano le dijo, "usted no tiene autorización, usted no puede entrar". "Bladimir Bacca viene bajando y me dice que el coronel Ávila decide quién ingresa y quién no ingresa", relató el denunciante. En ese instante, el periodista siguió al teniente coronel y habría recibido la amenaza.
Silva dirige el programa dominical Vanguardia, transmitido de 12:00 a 1:00 de la tarde. El domingo 18 de enero, reveló el vídeo de un entrenamiento militar que muestra a un soldado comiéndose un perro. "Después que ha matado el perro y está con la cabeza en su mano, le está comiendo la lengua, obligado, y luego le come los sesos y, prácticamente, parte de la cabeza. El soldado hace repulsión, como a vomitar, y lo golpean para que siga comiendo".
"Los comentarios que yo he hecho, es (sobre) el entrenamiento que reciben los militares y que posteriormente salen a la calle, convertidos en Policía Militar", indicó Silva.
"No soy el primer periodista que (el coronel Ávila) ha tratado muy mal", sostuvo Silva.
C-Libre ha emitido una serie de alertas a favor de Silva, un periodista crítico y dedicado a la investigación periodística; la más reciente, denunció que es víctima de intimidación judicial por una querella, promovida por la diputada del Partido Liberal, Waldina Paz, y es beneficiario de medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), desde 12 de agosto de 2009.
El 12 de septiembre de 2009, unos meses después de informar sobre la muerte del joven, Isis Obed Murillo -asesinado en una protesta contra el Golpe de Estado- Silva sufrió un secuestro de 24 horas, agresión física y verbal, tres hombres armados lo bajaron de un taxi en Tegucigalpa, lo trasladaron a una cárcel clandestina para preguntarle "dónde tenía las armas y con qué grupo trabajaba".
Tres meses antes, el 26 de junio de 2009, el comisario de Policía Mendoza lo habría detenido ilegalmente durante varias horas, en el municipio de Guaimaca, mientras informaba, a través de un altoparlante, de sucesos relacionados con el Golpe de Estado, tras negársele el espacio en radios locales.
Sobre la reciente denuncia, el Jefe de Seguridad del CN, el coronel retirado Carlos Andino Cobos, sostuvo que debe verificarse la veracidad de la misma y sugirió a C-Libre hablar con el oficial Ávila para preguntarle qué pasó. En este momento el coronel Ávila anda en una misión fuera de la ciudad, explicó.
"Conozco a Ávila desde subteniente y sé qué principios tiene él, lo conozco muy bien y yo sé que de él no puede haber salido esa expresión", manifestó.
"Desde años pasados las medidas de seguridad se han incrementado por la situación de inseguridad que se está viviendo en Honduras, por las amenazas del crimen organizado. Por esa razón acá es estricto, siempre he tratado de manejar la prensa cordialmente", planteó el coronel Andino Cobos.
Por su parte, el portavoz del CN, Bladimir Bacca, indicó que no escuchó ninguna amenaza a muerte contra el periodista y se le dejó ingresar, hasta estuvo con el presidente de la República, Juan Orlando Hernández, en la conferencia de prensa, sostuvo.
Bacca explicó que el reportero acreditado por Globo TV es Fernando Maldonado y en vista de que Silva no es el periodista que cubre la fuente, únicamente, se le pidió esperar. Después de un procedimiento interno, Silva entró al Congreso Nacional. Cuando estaban en el Salón de Retratos, Bacca le dijo a Silva que lo fue a buscar para permitir su ingreso y que ya no estaba ahí, según manifestó el portavoz a C-Libre.

(null)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.