Agreden a periodistas durante cobertura de abusos policiales

Durante la cobertura de la detención de ciudadanos en el centro de Tegucigalpa, por violentar el toque de queda, un equipo de prensa de Canal 6 fue agredido por miembros de la Policía Nacional, el pasado lunes.

Fue por medio de las redes sociales, donde el canal de televisión denunció que a su corresponsal Paola Cobos y su compañero camarógrafo, les impidieron tomar los nombres de las personas detenidas, en el marco de la suspensión de garantías constitucionales, impuestas en el país desde el pasado 15 de marzo.

“Nos han golpeado a los periodistas, a nuestra compañera Paola Cobos una patrulla con la placa UMP 0104 que llevan detenidos a dos jóvenes en el centro de la ciudad”, informo la periodista Lili Valladares a través de una transmisión en la cuenta de Facebook.

De acuerdo con la narración, Cobos realizaba un reporte de la situación en la capital hondureña. Los policías dañaron la cámara y el “live”, cuya función es transmitir “En Directo” lo que ocurre en la cobertura asignada.

“Hacemos responsables a las autoridades policiales con el número de placa UMP 0104 por los daños que se le cause al equipo que andamos”, relata el video publicado.

Por su parte, Paola Cobos expresó en el video que “ellos (las personas detenidas), querían explicarles a las autoridades porque circulaban, sin embargo de repente los subieron la patrulla y a nosotros nos empujaron y dijeron que no los entrevistáramos, que no nos acercáramos”.

Desde el pasado 15 de marzo, el gobierno, tras la emergencia por el coronavirus emitió el decreto ejecutivo PCM 021-2020, donde suspenden por siete días las garantías constitucionales, entre ellas el artículo 72, referente a la libertad de expresión en el país. Dicho acto, ha sido condenado por organizaciones como el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

El viernes anterior, el secretario de seguridad, Julián Pacheco Tinoco, anunció la prorroga hasta el domingo 29 de marzo del referido decreto con la suspensión de garantías.

El Comité por la Libre Expresión (C-Libre) denunció que durante 2019, Canal 6 fue víctima de agresiones policiales, mientras daban cobertura a protestas en la zonas norte, sur y central del territorio nacional. Su propietario, Joaquín Nodarse, interpuso una denuncia ante el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) en Tegucigalpa.

Además, el 31 de agosto del año en mención, fue asesinado Edgar Joel Aguilar, corresponsal de este medio de comunicación en el departamento de Copán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.