RAMON ABAD CUSTODIO

Por Lorena Melghem

Fue a Moran Mendez al primero que le escuché llamarlo por su segundo nombre Abad, yo lo conocí en la tenebrosa década de los 80's, la de los desaparecidos, como Ramón Custodio.
En esos terribles tiempos su nombre trascendió por su valor, patriotismo, entrega y coraje en la defensa de los derechos humanos y en la protección, denuncia y exposición de su vida, ante los centenares de vidas humanas desaparecidas, torturadas, exiliados, la mayoría jóvenes, cuyo delito era luchar por un ideal en la oscura, y terrorífica cacería impuesta por Gustavo Alvarez Martínez.
Y aquel hombre se convirtió en el Custodio de la vida, por lo que tuvo que pasar persecución, calumnias, torturas psicológicas extensivas a su familia, asfixia económica y en fin todo un cúmulo de acciones desestabilizantes y terroristas para que cediera en su lucha confrontativa en pro de la vida y los derechos humanos. Pero Ramón Custodio se enfrentó, desafió, y hasta burló el orgullo castrense exacerbado por Alvarez Martínez en su afán de exterminar al comunismo, tal como él lo expresaba.
Con ese valor, convicción y organización, Custodio salvó muchas vidas, sacó del anonimato la cruel persecución y muerte de personas inocentes, por lo que muchos lograron el exilio para salvar su vida. En la era más negra logró hacer prevalecer los derechos humanos y visibilizar la triste situación que se vivía en Honduras.
Recuerdo sus consejos para que ésta novel periodista pudiera realizar alguna labor humanitaria y a favor de la vida en los medios de comunicación.
Cuando dirigía en Radio América el foro Contrapunto e iba a tener algún tema controversial relacionado con los derechos humanos. " no lo anuncie Lorena" me dijo, porque los militares que manejaban Hondutel controlaban todas las líneas telefónicas y en el programa solo se escuchaban voces en contra de los derechos humanos, como sucedió con don Salvador Meza que clamaba por su hijo desaparecido, las voces participantes fueron de odio, mentiras y calumnias contra aquel angustiado padre.
Recuerdo además que lo consultaba como . médico y sus recetas siempre fueron naturales y sencillas, un día que vino a visitarme a Marcala, yo estaba mal de la garganta y la columna y le consulté de algo para la garganta aquí tiene la solución me dijo señalando una plantilla ornamental que en mi pueblo le llaman guahaca o chula, , haga gárgaras con unas hojitas o una flor en infusión de agua caliente y deguste una aspirina de niño y para la columna me indicó unos ejercicios en una silla.⁸
Así fue Custodio, humano, valiente, sencillo, del pueblo, en ese tiempo todos los que nos sentimos amenazados o en peligro.y acudimos a él y siempre respondió, ese fue su mejor papel, esa fue su grandeza y su momento sublime, su vacilación o error muchos años después cuando el Golpe de Estado creo que no debe opacar su grandeza cuando el pueblo y la patria lo requirió en momentos sumamente difíciles y el siempre estuvo presente, a costa de su vida y exponiendo también a su familia. ¡¡Que se pueda reunir con sus seres queridos mi admirado Ramón Abad Custodio, con gratitud y amistad.

Noticias Honduras

Noticias de Honduras, derechos humanos, libertad de prensa y medioambiente, entre otros que normalmente no publican otros medios de comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.