Honduras sigue bajando en clasificación mundial sobre libertad de expresión

Honduras sigue bajando en el clima de libertad de expresión, según la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF). La nación centroamericana cayo tres puntos en el ranking y ahora se ubica en la posición 151 de 180 países.

En su último reporte sobre la libertad de la prensa en el mundo, RSF revela que desde 2013, Honduras ha caído del lugar 127 al 151, 24 posiciones en el ranking.

Los países latinoamericanos peor clasificados son Cuba (171), Honduras (151, -3), Venezuela (148, -1) y El Salvador que sufrió la caída más significativa de la región (82, -8), puesto que en ese país "los periodistas tienen muchas dificultades para obtener información oficial sobre la gestión de la epidemia". 

La clasificación mundial sobre libertad de prensa de RSF indica que el ejercicio del periodismo está al menos parcialmente bloqueado en más de 130 países, dando cuenta de una degradación en algunos países, como Brasil.

En total, el periodismo sufre "graves impedimentos" u "obstáculos" en el 73 por ciento de los 180 Estados analizados, mientras que solo 12 países destacan en la zona "blanca" de la clasificación, gracias a su "buena situación", indicó la ONG con sede en París.

Esa zona blanca, representa un 7 por ciento de los países y la encabezan Noruega y Finlandia, mientras que Costa Rica escaló del séptimo al quinto puesto.

A la cola del 'ranking' mundial, China (177), que "sigue llevando a niveles sin precedentes la censura, la vigilancia y la propaganda en internet", se mantiene estable delante de "los peores países totalitarios": Turkmenistán (178), Corea del Norte (179) y Eritrea (180), según RSF.

Además, la pandemia de COVID-19 representó una "forma de oportunidad para algunos Estados que restringieron la libertad de prensa", indicó el secretario general de RSF, Christophe Deloire.

Destaca el caso de Brasil (111), que retrocede cuatro posiciones, entra en la zona roja, calificada como "difícil".

"Los insultos, la estigmatización y las humillaciones públicas orquestadas contra los periodistas se han convertido en la marca de fábrica del presidente (Jair) Bolsonaro, su familia y su círculo cercano", deplora RSF.

La ONG critica además que tanto Bolsonaro como el presidente venezolano, Nicolás Maduro, hayan hecho promoción de medicamentos cuya efectividad nunca ha sido probada por la medicina, como fue el caso de la cloroquina.

En la zona en rojo también se encuentran India (142), México (143) y Rusia (150), que "ha desplegado su aparato represivo para limitar la cobertura mediática de las manifestaciones por el opositor Alexei Navalni".

"El periodismo es la mejor vacuna contra la desinformación", sostuvo en un comunicado Christophe Deloire.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.