¿Qué podemos hacer?

Por Adelmo Argueta, periodista hondureño.

Tú nación no existe.
El otrora pueblo vigorozo, está inválido.
Una parvada de malvados le ha robado sus fuerzas.
Ya no grita, ya no reclama.
Piensa, pero no tiene ánimo para expresar su desaliento.
El país es un desorden.
Solo existe en el "Mapa Mundi". Sus mujeres y hombres valiosos, con niños en las espaldas, huyen perseguidos por el hambre y la injusticia.
Es un éxodo. Uno tras otro.
Los ancianos lloran, sentados en taburetes y troncos viejos, viendo a sus hijos, su esperanza, irse, en un viaje peligroso, hacia el norte.
Acariciando los sonidos del ayer, quedan hombres con cara de muertos.
Enjutos y desvalidos caminan esperando la muerte.
Los hospitales colapsaron. Los médicos también huyen acosados por las plagas y las pestes
No hay medicinas para atender a los pacientes.
En un ritmo macabro, enfermos y trabajadores de la salud, mueren.
Los malos tienen suerte. Siguen robando y jodiendo a lo que queda de un pueblo, otrora hermoso y valiente.
¿Qué hacemos, Señor?…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.