Después de construir tres escuelas, infantes de marina regresan a los EE.UU

Después de permanecer seis meses en Honduras, los casi doscientos infantes de marina regresaron hoy a los Estados Unidos.

Trabajando junto a militares hondureños y funcionarios de gobierno, los infantes de marina completaron proyectos de construcción en la región de Gracias a Dios de Honduras y mantuvieron su equipo pesado listo para responder en caso de un desastre natural en la región.

"Estoy orgulloso del trabajo que los infantes de marina han hecho en Honduras", dijo el embajador de los Estados Unidos James Nealon. "Vinieron a invitación del gobierno de Honduras y brindaron apoyo humanitaria y de otra asistencia que pagará dividendos en los años venideros. Sobre todo, estamos agradecidos de que la región evitó el tipo de desastre natural, como un huracán, que podría haber requerido su conocimientos especializados en un esfuerzo de alivio".

Los proyectos de construcción consistieron en tres nuevas escuelas primarias en Puerto Lempira y una pista de aterrizaje que fue renovado y mejorado en Mocorón.

"La renovación de la pista de aterrizaje ayudará al país en gran manera porque significa que van a ser capaces de transportar y aterrizar con más suministros, tales como material de ayuda en caso de un desastre natural", dijo el primer teniente Tyler Martin, oficial a cargo del destacamento de ingenieros para el proyecto de la pista de aterrizaje.

Con el fin de fortalecer la pista de aterrizaje para que soporte el aterrizaje de aviones más grandes, los infantes de marina en Mocorón trabajaron durante aproximadamente tres meses en la ampliación, compactación, nivelación y pulverizando un agente a base de polímero llamado solución operativa de residuos para estabilizar la pista de aterrizaje sin pavimentar.

"Hemos ampliado la pista de aterrizaje para que esté dentro de los estándares, la nivelamos de modo que todos los puntos altos y bajos sean iguales, y fortalecimos el suelo en la parte superior a 1,000 pies", dijo Martín.

Los proyectos escolares fueron completados por un destacamento de unos 50 infantes de marina liderados por la primera teniente Erin Mick, una comandante de pelotón de ingenieros. El equipo completò las tres escuelas en un poco más de tres meses. "Básicamente construimos tres nuevas escuelas desde las bases, lo que permitió a los niños de las escuelas moverse en un mejor ambiente de aprendizaje", dijo Mick.

Mientras se realizaba la construcción en Mocorón y Puerto Lempira, un pequeño grupo de infantes de marina asistio a los infantes de marina hondureños para establecer una escuela de entrenamiento en la Base Naval de Puerto Castilla, que se convertirá en el centro de formación central para todos los infantes de marina de Honduras.

Noticias Honduras

Noticias de Honduras, derechos humanos, libertad de prensa y medioambiente, entre otros que normalmente no publican otros medios de comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.