Cierran museo de los teleños y saquean piezas históricas

Por Andrés Matute

Cuando se le dio vida al abandonado edificio histórico y emblemático donde fue la Contaduría , el edificio había sido saqueado y destruido, después que quedó en abandono cuando la Normal Mixta del Litoral Atlántico (ENMLA) dejó las instalaciones en 1986, hoy se repite la historia.

De acuerdo a su valor histórico pertenece al Instituto de Antropología e Historia, en trabajo mancomunado con la municipalidad para formar actos y temas culturales. La restauración tuvo un costo de más de 27 millones de lempiras , y habiendo un departamento de arte y cultura en la municipalidad, en la administración del licenciado Mario Alberto Fuentes creo y fundo lo que hoy es el museo de los teleños.

Y para que esto fuera una realidad, dentro de ese proyecto participaron muchas familias teleñas que aportaron reliquias históricas para engalanar el museo, que tiene aparte de la historia de lo que fue la Tela Fruit Company, donde hay fotografías históricas, y documentos, entre otros.

Luego en el año 2017, la Corporación municipal a cargo en ese entonces del licenciado Mario Fuentes, junto a autoridades del ministerio de historia arte y cultura, sociedad Teleña, con invitados especiales se dio por inaugurado el museo.

Y para que esto funcionaría con personas expertas se trajo al señor Selvin Rivera, egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes un artista de alto talento y experiencia en desarrollos culturales, lo mismo que a Francisco Lujan otro experimentado artista teleño, ambos por su profesionalismo y experiencia.

En la administración del actual alcalde Dario Munguia, desvaloriza el museo sin darle importancia y nombra al señor Leonel Barahona para que tome el cargo de controlar el edificio con el cargo de Relaciones Públicas y Protocolo, un acto premeditado por parte Nancy Elvir empleada municipal cercana al edil, junto al jefe de Relaciones Humanas, abogado Ivis López, y es aquí desde ese momento que se mira un desbalance porque el señor Leonel Barahona no tiene conocimiento en arte y cultura.

Ya teniendo poder del emblemático edificio, el señor Barahona organiza el grupo de Apres y usurpan el edificio como organización privada. Mientras tanto el doctor Samuel Santos, junto a su hermano Daniel forman un grupo de personas en los EEUU afines a personas que les gusta la lectura y en convenio del actual alcalde reinstala la biblioteca pública del municipio de Tela, que fue bien acogida por los estudiantes y amantes de la lectura, dándole al histórico edificio el verdadero semblante cultural, estando un museo y la biblioteca, que hoy en día todos los visitantes se han llevado una gran experiencia negativa que al inmueble le han arrebatado la paz y la tranquilidad al mirar que a la par está instalado la organización Apres que es como un brazo de la organización LGBTI, donde están usurpando el espacio físico del museo y ya los padres de familia no llevan a sus hijos a la biblioteca porque no lo miran adecuado observando tanta perversión en lo que tiene que ser cultural.

El edificio fue abandonado y saqueado.

Qué a parte tenemos un museo visto por la indiferencia de nuestras autoridades, y el desconocimiento de nuestra propia población, un lugar educativo donde iban muchos estudiantes a sacar sus tareas para pasar sus clases, donde los extranjeros visitaban constantemente las instalaciones para llevar las experiencias de nuestra historia y cultura.
Lastimosamente Leonel Barahona cerró el museo y le ha dado la llave a segundas y terceras personas y hoy se descubre que el museo ha sido saquedo y está desvalorizado con la afixiante corrupción.

Museo parte del patrimonio e identidad cultural

En las últimas décadas y a propósito de todo el trabajo que se desarrolla en la organización de museos, en la protección y restauración de los monumentos en los estudios y valorización de los centros históricos en la apuesta en valor de las artesanías y artes populares, y en todo aquello que tiene que ver con el hombre, su entorno y sus hábitos de vida, los museos comenzaron a usarse en términos de identidad en expresión que resumiría las diversas características de esos aspectos relacionados con la identificación de un grupo humano determinado.

De igual manera aparece la definición de patrimonio cultural que servirá de señal o medio de referencia al hombre para reconocerse con aquello que forma parte de su historia. O sea que identidad y patrimonio es el resultado de una simbiosis entre el ser, su huella material, y su hábitat o medio natural que funciona en dos sentidos, pues sirve para identificar a otros y para identificarse a sí mismo, lo cual es la medida en que aprendamos a establecer una lectura correcta de ambos, estamos capacitados para tratar de mostrar y aprovechar el patrimonio que nos identifica, libre de INFLUENCIAS INDESEABLES que en la sociedad contemporánea promueven algunos medios o agencia de actividades que dejan mucho que desear.

Los fenómenos culturales tienen muchos canales espontáneos de intercomunicación, pero es un interrelación sin programas de contaminación generadores de sub productos culturales,
Es en este sentido de como entendemos la conservación del patrimonio cultural para que sirva de referencia vital y cotidiana a lo que se le ha dado en llamar identidad. Estos son entre otros los fundamentos principales en tener a cuenta para el desarrollo de un turismo cultural en Honduras, cuyas características y metas las que determinen una correcta gestión, que desde el punto de vista técnico, jurídico, administrativo y financiero se ponga en función de rescate de los valores históricos que han saqueado, y que forman parte de nuestra identidad de nuestro país.

Recién estuve en la ciudad turística de Trujillo y sus museos están abiertos, lo mismo en la ciudad de Omoa el museo y el castillo están abiertos, atendiendo a todos los turistas, aquí en esta ciudad de Tela, Leonel Barahona lo tiene cerrado para darle cabida a personas extrañas.
Barahona tiene que abandonar con su organización privada Apres el predio del museo y tener su propio edificio, es nesesario que la Corporación municipal recobre y le de vida al museo, y que lo saque de esta situación precaria del más completo abandono que tiene en estos momentos, que se haga un inventario de sus piezas y que metan a la cárcel a los saqueadores de nuestra historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.