Ejemplarizante pena de cadena perpetua más 30 años de prisión le imponen a hermano del mandatario JOH

El excongresista hondureño Antonio “Tony Hernández fue sentenciado hoy a cadena perpetua más 30 años de prisión y condenado a perder $ 138,5 millones, más una multa de 10 millones de dólares.

Tony, hermano del mandatario hondureño Juan Hernández fue condenado el 18 de octubre de 2019, por distribuir 185 toneladas de cocaína y armas de fuego relacionadas y delitos de declaraciones falsas.

Hernández aseguro millones de dólares en sobornos a funcionarios hondureños; Seguridad fuertemente armada, incluidos miembros de la Policía Nacional y militar de Honduras, según los testimonio de testigos.

Tony aseguró millones de dólares en ingresos provenientes de la droga para las campañas del Partido Nacional de Honduras en relación con las elecciones presidenciales de 2009, 2013 y 2017; y ayudó a causar al menos dos asesinatos.

Tras el juicio que salpicó al mandatario hondureño, el jurado declaró a Tony culpable y el juez federal de distrito de New York, P. Kevin Castel le impuso la sentencia hoy, después de ser postergada en varias ocasiones a petición de la defensa.

La fiscal federal de Manhattan, Audrey Strauss, dijo que “El excongresista hondureño Juan Antonio Hernández Alvarado estuvo involucrado en todas las etapas del tráfico a través de Honduras de cargas de varias toneladas de cocaína destinadas a los Estados Unidos. Hernández sobornó a funcionarios encargados de hacer cumplir la ley para proteger los cargamentos de drogas, arreglados para seguridad para los envíos de cocaína, y negoció grandes sobornos de los principales narcotraficantes a poderosas figuras políticas, incluidos los presidentes anteriores y actuales de Honduras. Hernández fue cómplice de al menos dos asesinatos. Hoy Tony Hernández fue sentenciado con razón a cadena perpetua ”.

La agente especial a cargo Wendy C. Woolcock dijo que “Explotar una posición de alto rango en el gobierno para ejercer el poder del estado para apoyar el tráfico de drogas es tan nefasto como parece. La condena y sentencia de Tony Hernández es un recordatorio de que no existe una posición lo suficientemente poderosa como para protegerte de enfrentar la justicia cuando violas las leyes de drogas de Estados Unidos al enviar toneladas de cocaína a nuestro país. Tan importante como es esta convicción para el pueblo de los Estados Unidos, también es importante para los ciudadanos de Honduras a quienes Hernández intencionalmente puso en peligro para su propio beneficio personal. La sentencia de hoy es una victoria para el estado de derecho y estamos agradecidos a nuestros socios federales e internacionales que lo hicieron posible ”

Hernández ganó al menos $ 138.5 millones a través de sus actividades de tráfico de drogas, dinero que se ordenó confiscar. Extrañamente en Honduras el ex parlamentario no tiene ni un caso pendiente con la justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.