Organizaciones civiles en alerta por retraso en aprobar nueva ley electoral

La Red por la Equidad Democrática en Honduras (REDH) conformada por diversas organizaciones de sociedad civil y de instituciones académicas, se declaró en alerta por el retraso en la aprobación de la nuevas leyes electorales, la depuración del censo electoral, el poco o ningún debate público sobre asuntos como la segunda vuelta, la reelección presidencial, la ciudadanización de las mesas electorales, la entrega de credenciales con nombre y apellido del portador y la subsistencia de los partidos políticos que no logran cubrir el número de delegados en las mesas electorales, y el riesgo de la pérdida total de la confianza en el sistema democrático.

La REDH manifiesta que desde el año 2001, cada vez que se acerca un período electoral, se discuten propuestas para implementar reformas electorales que democraticen la elección a cargos de primer grado y fortalezcan la participación del electorado, pero poco o nada se ha avanzado en la formulación de un ordenamiento jurídico, que establezca con claridad las reglas del juego y representen cambios que impacten positivamente en la democracia.

Ante esta deuda histórica de la clase política, la REDH realizara un proceso de observación electoral, independiente y no partidario, para promover la equidad y la transparencia de las próximas elecciones, en sus diferentes componentes, para fortalecer la democracia a través del monitoreo y control independiente, profesional y permanente del ciclo electoral en marcha.

"Estamos convencidos de que el país necesita crear y fortalecer instituciones públicas al servicio de toda la sociedad, y al mismo tiempo, reconstruir el tejido social, político y cultural, para garantizar el acceso al poder, mediante elecciones equitativas, transparentes y competitivas. La intención de la REDH, es que esta observación ciudadana, monitoree los fenómenos estructurales que coartan el derecho de elegir libremente, perturban las normas y prácticas que gobiernan la ejecución del presupuesto público, o las redes de poder que sostienen los cacicazgos regionales", afirma el comunicado.

La REDH considera necesario que existan instituciones públicas profesionales, independientes de la clase política, inclusivas y plurales, capaces de controlarse entre sí, pero, sobre todo, eficientes y eficaces en la solución de los problemas urgentes.

Para que la ciudadanía participe activamente en las decisiones que le afectan, la REDH considera vital que la sociedad civil tenga las condiciones y capacidades necesarias para que sus opiniones, críticas, recomendaciones y propuestas, sean consideradas e incluidas, puesto que un debate de calidad, basado en argumentos, entre la sociedad política y la sociedad civil, es el mecanismo necesario para la búsqueda de consensos y soluciones viables; este sería el salto cualitativo para que la ciudadanía pase de ser objeto a ser sujeto activo de la democracia.

Las organizaciones que integran la REDH, realizaran una vigilancia ciudadana, monitoreo y evaluación de la estructura y funcionamiento de las instituciones electorales, clientelismo, compra de votos, gasto público, participación política de mujeres, indígenas, afrodescendientes, personas LGTBIQ y con discapacidad, violencia política, financiamiento de campañas, perfiles, propuesta y plataformas de candidatos y candidatas y la observación del día de las elecciones generales.

La recién formada organización afirma que cuentan con el apoyo que el Centro Carter y el Instituto Nacional Demócrata (NDI). La REDH esta conformada por la Pastoral Social Cáritas de Honduras, el Centro de Documentación de Honduras (CEDOH), el Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad (IUDPAS), el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), la Asociación Nacional de Industriales de Honduras (ANDI) y el Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.