Depredadores están desapareciendo el parque nacional Punta Izopo

Autoridades del ambiente y comunicadores constataron durante un recorrido el fin de semana, los severos daños provacados por campesinos, terratenientes y políticos en el parque nacional Punta Izopo que se encuentra entre los municipios de Tela, Arizona y Esparta en Atlántida.

Junto a miembros de la Fundación para la Protección de Lancetilla, Punta Sal y Texiguat (Prolansate) recorrieron Punta Izopo, la Laguna Negra y Río Plátano, pero la gira fue interrumpida debido a que dirigentes garífunas no permitieron subir a la reserva de río Plátano, aduciendo que no se les había pedido permiso.

Sin embargo, los visitantes pudieron constatar los daños en la zona núcleo y de amortiguamiento de la reserva, donde campesinos y terratenientes están quemando y desforestando para la siembra de cultivos, pastos y extracción de madera de color y leña.

Los depredadores anillan las plantas de mangle para que se sequen y luego usarlos como leña.

Entre 100 y 150 hectáreas de la zona núcleo, conformada de bosque y mangle rojo han sido destruidos, dañando el ecosistema y provocando el desplazamiento de un gran número de animales, manifestó Nelbin Bustamante, director de Prolansate. Punta Izopo tiene una extensión de 22 mil 742 hectáreas y fue declarado como parque nacional en el año 2000.

Parque nacional va despareciendo

“El parque va desapareciendo, las comunidades no ven el efecto hoy, pero el ecosistema está afectando las poblaciones aledañas”, afirma Bustamante quien considera que es necesario llamar la atención de las autoridades, ya que los daños son para toda la humanidad.

A criterio del medioambientalista, el cuello de botella es el poder Judicial, ya que la Fiscalía ha presentado los requerimientos, pero no hay respuesta en los tribunales, lo que crea un desgaste entre los defensores e ingobernabilidad, debido a que la gente ha ido invadiendo más áreas porque ven que no se hace nada contra los depredadores, aun cuando ya hay casos judicializados.

La crisis se hace más grande, porque hay campesinos que son utilizados por terratenientes, que los motivan a realizar invasiones y luego les compran las propiedades, aún cuando ahí no debe permanecer nadie, por ser parte del corredor biólogo del caribe hondureño.

Según Bustamante, la destrucción sigue avanzando día a día y unas 400 hectáreas de zona núcleo de la segunda reserva más grande en la bahía de Tela, se van reduciendo.

Las elevaciones de Punta Izopo continúan en la parte marina, formando rocas que emergen del mar .

En la comunidad de Hicaque, que forma parte del parque, gente con mucho dinero y políticos están destruyendo el bosque y los humedales para sembrar palma africana y siguen avanzando metiéndose cada vez más a la zona núcleo.

El fallecido empresario Miguel Facusse construyó su casa de campo en la zona núcleo del parque, además de cultivar grandes extensiones de palma africana en la zona de amortiguamiento y nadie hizo nada, lejos de eso es considerado por muchos como un protector de la reserva.

El cuello de botella para actuar contra los depredadores es el Poder Judicial: director de Prolansate, Nelbin Bustamante.

A lo anterior hay que agregar que grupos garífunas, aprovechan la lentitud del gobierno que no delimita el área otorgada a la etnia por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y se están metiendo, desforestando y sembrando cultivos para su subsistencia. A ello se atribuya que no permitan el ingreso de periodistas, particulares y de las mismas autoridades a la parte alta del río, ya que es allí donde, según testigos se aprecia el mayor daño.

Punta Izopo es una zona protegida por el alto valor de sus ecosistemas de humedales como áreas de descanso y alimentación de aves acuáticas residentes y migratorias. Dentro de las especies silvestres significativas que contiene está el manatí o vaca marina, jaguar, cocodrilo americano, jabirú, tortugas marinas.

Este humedal es además de singular importancia para los ecosistemas costero-marinos como las formaciones arrecifales de la parte marina, y para los procesos esenciales como la reproducción de peces y crustáceos de importancia económica, base de la pesca artesanal local y del turismo por extensión.

Periodistas constataron los daños que está experimentando el parque nacional, sin que nadie haga nada para detenerlo.

La Zona Núcleo de la reserva, así como una buena parte de la Zona de Amortiguamiento es un humedal costero marino inscrito en la lista de sitios de la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional (RAMSAR) desde marzo de 1996.

Laguna Negra

Otra sitio ubicada en la reserva, la Laguna Negra, también está siendo destruida, ya que en el lugar se han establecido pobladores que anillan las plantas silvestres de mangle para secarlos y posteriormente usarlo como leña.

Ganaderos de la zona igualmente han ido reduciendo los humedales costeros marinos, rellenado el terreno aledaño a la laguna y al Mar Caribe, para sembrar zacate y mantener el ganado en el lugar y en otra ocasiones para la venta de predios.

Empresarios e instituciones bancarias han comprado irregularmente terrenos en la zona para hacer sus casas de playa, afectando seriamente el ecosistema.

Pese a la destrucción, la zona conserva su belleza extraordinaria.

Andrés Matute, periodista ambientalista de Tela refiere que ha sido testigo de como el área de mangle del lugar se ha ido reduciendo, ante la desidía de autoridades locales y nacionales.

Pese a la situación dramática en que se encuentra la zona, parece no importar al Instituto de Conservación Forestal (ICF), la Secretaría de Recursos Naturales, alcaldías y hasta las mismas comunidades, pese a que se benefician del turismo que genera la zona.

La diputada Ana Rivera ha introducido tres proyectos de ley al Congreso Nacional para la protección del parque Punta Izopo y Punta Sal, entre otras reservas de Tela, pero algunos tienen más de dos años de permanecer engavetados, sin el dictamen de la Comisión del Ambiente.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.