Policias amenazan y detienen ilegalmente a corresponsal de Hispan Tv

Una serie de agresiones por parte de Policías, que terminaron en detención ilegal por más de una hora en Tegucigalpa, sufrió el periodista Dassaev Aguilar ayer en Tegucigalpa, denunció el Comité por la Libre Expresión (C-Libre).

El periodista, corresponsal para Honduras, de la televisora iraní Hispan tv, aseguró que mientras se dirigía a una institución pública, para realizar su trabajo, el primer hecho contra la integridad del periodista ocurrió en el bulevard Morazán, donde había un retén de la Policía Nacional. Aguilar denunció que le hicieron señal de parada hasta mitad de trayecto por el retén y luego lo orillaron en la calle.

Acto seguido, uno de los uniformados le pidió sus documentos para saber si puede circular (actualmente existe toque de queda absoluto y se circula por el último dígito de identidad, con excepciones, entre ellas, periodistas). A lo que el periodista le presentó su carnet de prensa y el policía le dice que “ese carnet es falso”.

En el mismo lugar, le hicieron una revisión al baúl de su vehículo. Seguidamente le pidieron su documento para conducir y al mostrar que circulaba con una boleta de infracción (contemplada para poder circular mientras dure el estado de excepción), la que portaba en digital, el policía le dijo que iba a detenerlo. Aguilar cuestionó por qué iban a detenerlo si portaba la documentación para circular y para ejercer su trabajo periodístico.

“Nos subimos por las buenas o por las malas al carro”, le expresó amenazante el policía al periodista, quien ordenó que otro agente policial se fuera en el vehículo del comunicador en dirección a las oficinas de la Dirección Nacional de Transito, en el boulevard Fuerzas Armadas de la capital.

En las oficinas, comenzaron una serie de abusos contra la integridad física y emocional de Dassaev Aguilar. “Yo me bajo con mi cámara en la mano y grabo cuando encuentro a cinco de los policías que estaban en el retén donde me detuvieron, uno de ellos se percata y me dice que no se puede grabar”, describió.

Cuando el periodista contestó que estaba facultado para hacerlo porque ellos son funcionarios públicos, le amenazaron diciendo “Ya vas a ver hijo de puta…te vamos a pegar una buena levantada”.

Luego de los insultos al no lograran su cometido de impedir la grabación el mismo policía, de apellido Lagos, lo amenazó con su arma de reglamento, nuevamente profirió amenazas contra el corresponsal de televisión “querés que ponga esta pistola al lado y te monte verga aquí”.

Por más de 30 minutos, permaneció en un espacio cerrado, donde fue interrogado por otro policía, quién solicitó sus documentos personales, identidad y carnet de periodista, sobre este último alegó que dicho carnet “era falso, este canal no existe y no anda el carnet del Colegio de Periodistas…”.

El mismo periodista agregó en el interrogatorio: “El problema es que este canal no lo conocemos”, a lo que preguntó de donde era el canal y Aguilar respondió de Irán. “Ahí está el problema, usted trabaja para un canal de terroristas y un país de terroristas”.

Al lugar acudieron defensores de derechos humanos del Centro de Promoción e Investigación de derechos Humanos (CIPRODEH) y de Acción Ecuménica por los Derechos Humanos (AEDH), para velar por la integridad del periodista, por lo que finalmente, ingresó un Policía con alto rango, quien le pidió al periodista reiteradas veces disculpas a nombre de la Policía Nacional por lo sucedido.

Salieron del lugar y a unos metros de las oficinas de Transito, el comunicador se estacionaba para realizar una entrevista, se percató que venían siguiéndolo en una patrulla, hasta que se retiraron del lugar.

Entre 2018 y 2019, C-Libre ha reportado no menos de cinco agresiones contra el corresponsal de Hispan TV, tales como agresiones verbales y físicas de fuerzas policiales y militares, así como destrucción de su equipo.

C-libre registra desde el 16 de marzo 32 alertas de agresiones sobre libertad de expresión; 30 de ellas son dirigidas contra periodistas. De los cuales destacan agresiones por parte de la Policía Nacional, Policía Militar del Orden Público y la Policía Municipal de Tegucigalpa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.