Congresistas de EEUU piden poner fin a ayuda al gobierno “corrupto” de JOH

Declaración de Schakowsky, Johnson, Jayapal y Pocan sobre Honduras 18 de octubre de 2019

WASHINGTON, DC - Los líderes del Congreso norteamericano Jan Schakowsky, Hank Johnson, Premia Jayapal y Mark Pocan pidieron a la Administración de Donald Trump poner fin a su apoyo al represivo y corrupto régimen hondureño de Juan Orlando Hernández.

La declaración de los líderes se produce luego que el hermano y ex congresista del presidente hondureño, Antonio 'Tony' Hernández, fue condenado por conspirar para importar cocaina a los Estados Unidos y poseer armas ilegales. En las últimas dos semanas, testigo tras testigo en su juicio en Nueva York han testificado que los narcotraficantes asesinos, incluido Joaquín 'El Chapo' Guzmán, le dieron al presidente Hernández más de $ 2 millones para apoyar sus campañas electorales a cambio de protección.

Un destacado narcotraficante testificó que Tony Hernández sobornó al actual Ministro de Seguridad, Julian Pacheco Tinoco. Otro testificó que pagó sobornos para asegurarse de que un presunto miembro del escuadrón de la muerte, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla, fuera colocado como director de la Policía en la administración de los presidentes Lobo y Hernández.

Los congresistas cuestionan que a pesar de la evidencia de que Bonilla era un líder de escuadrones de la muerte documentado, la Embajada de los Estados Unidos trabajó estrechamente con Bonilla durante su mandato.

“La Administración Trump debe dejar de financiar de inmediato a la policía y el ejército corrupto hondureños y dejar de celebrar al presidente Hernández como un aliado amistoso y socio en la guerra contra las drogas“, manifiesta el comunicado, para luego recomendar a Estados Unidos que deje de prohibir el ingreso a los inmigrantes hondureños que intentan huir de este terror dentro de su país de origen.

Los congresistas también condenan el uso continuo por parte del gobierno hondureño de bala viva y gases lacrimógenos venenosos para interrumpir las protestas de la oposición y pedir el fin de su criminalización del disenso por parte de defensores ambientales de base, como los de Guapinol.

Finalmente manifiestan que por eso, 74 miembros del Congreso dan su apoyo a la Ley de Derechos Humanos de Berta Cáceres en Honduras, que pide una suspensión inmediata de los fondos estadounidenses para las fuerzas de seguridad hondureñas hasta que su gobierno investigue y lleve ante la justicia a los perpetradores de violencia y disturbios en Honduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.