Acusan a DESA de destruir cultivos a indígenas

Decenas de familias indígenas Lencas de Río Blanco quedaron sin el sustento diario después que personas afines a la empresa Desarrollos Energéticos S.A, (DESA), les destruyeran sus cultivos.

Los ataques han sido sistemáticos y a la sombra de la impunidad que permite la institucionalidad hondureña para favorecer a quienes son afines a la empresa DESA que desde hace siete años viene violentando los derechos de la población indígena que defiende su río, su territorio y sus costumbres, manifestó el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) en un comunicado.

El comunicado indica que desde al menos 2012, la familia Madrid amenaza y persigue impunemente a los líderes indígenas del COPINH que resisten a la instalación inconsulta del Proyecto Hidroeléctrico «Agua Zarca» (PHAZ) sobre el río Gualcarque.

El proyecto es promovido por la empresa DESARROLLÓ propiedad de la familia Atala-Zablah. En 2016, después del asesinato de Berta Cáceres, fueron recuperados por el pueblo Lenca de Río Blanco los territorios ancestrales de La Vega, El Achiotal y El Culatón, terrenos ubicados a la orilla del río Gualcarque, mismos que habían sido usurpados por la empresa DESA para la construcción del Proyecto Hidroeléctrico.

Entre 2016 y 2017 los integrantes de la familia Madrid en varias ocasiones entraron armados con rifles y pistolas a los terrenos indígenas recuperados, asimismo metieron ganado que destruyó al menos 20 manzanas de maíz y frijol cultivado en la vega del Achotal. Asimismo, el 09 de abril de 2017 Leonel Madrid incendió 5 manzanas de maíz y 15 manzanas de bosque de pino y roble; este mismo señor en mayo de 2016 ya había incendiado 4 manzanas de café de una familia indígena en Río Blanco.

El 27 de abril de 2017, en idénticas condiciones, se provocó un incendio en la vega del Achiotal, en esa ocasión se destruyeron completamente 8 tareas de maíz y 3 manzanas sin cultivar, esto ocurrió después de múltiples a amenazas a muerte con arma de fuego. Todos estos hechos fueron debidamente denunciados sin que hasta la fecha se haya investigado y sancionado a los responsables.

Bajo este ambiente de impunidad, ayer nuevamente fueron destruidas con machete 15 manzanas de cultivos de maíz sembradas en la vega El Achiotal, al menos 25 familias indígenas perdieron toda su producción; por lo que exigen se investigue estos hechos y se haga justicia para las familias indígenas.

Además, hacen un llamado a solidarizarse con las 25 familias indígenas y hacer sus aportes a los centros de acopio siguientes: oficinas del ERIC-SJ en El Progreso, Yoro; Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia en San Pedro Sula; y, Catrachas y Centro de Derechos de la Mujer (CDM) en Tegucigalpa, o en la cuenta de Banco de Occidente 21 301 029 1959 donde se reciben donaciones para la compra de alimentos para la comunidad de Río Blanco.

Sobre Noticias Honduras 3475 Artículos
Noticias de Honduras, derechos humanos, libertad de prensa y medioambiente, entre otros que normalmente no publican otros medios de comunicación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.