Extremadamente delicada la libertad de expresión en Honduras, refleja estudio

La situación de la libertad de expresión en Honduras es extremadamente delicada y muchas personas tienen miedo de publicar en redes sociales, según estudio realizado el mes pasado con periodistas y estudiantes de Periodismo y Comunicaciones en Honduras.

El estudio revela que la Ley Nacional de Ciberseguridad y medidas de protección ante los actos de odio y discriminación en internet y redes sociales conocida como Ley de Ciberseguridad vendra a restringir mas la libertad de expresión y que la intención gubernamental de esa norma es callar al pueblo hondureño.

La investigación fue realizada por el periodista Santos Gálvez Martínez mediante encuesta aplicada del 17 al 31 de mayo con 233 personas, entre periodistas de todo el país y estudiantes de Comunicaciones de San Pedro Sula. Tiene un 5 por ciento de error y un nivel de confianza de 90 por ciento.

El propósito del estudio era conocer sobre la situación de la libertad de expresión en Honduras, para lo que se formularon 21 preguntas para conocer ademas sobre el conocimiento y las sanciones que establece la Ley de Ciberseguridad, que ya esta aprobada en segundo debate y unicamente espera un tercer debate para ser publicada.

Principales hallazgos

Entre encuestados predominan las mujeres con un 58.8 por ciento respecto a un 41.2 por ciento de los hombres, la mayoría de ellos 62.1% tienen título universitario, secundaria un 26.7 por ciento y solamente un 12.5 por ciento tiene la maestría.

Los resultados de la encuesta reflejan que la situación de la libertad de expresión en Honduras es extremadamente delicada, según el 63.4 por ciento de los abordados; seguidos de lo que la consideran medianamente delicada, con un 29.7 por ciento. Solamente el 4.3 por ciento de los consultados creen es escasamente delicada y un 3 por ciento dicen que no hay ningún problema porque existe libertad de expresión.

Libertad de expresión sigue en picada, segun informe de RSF

SIP pide al Congreso no coartar la libertad de expresión con nueva ley

Ante la consulta sobre la importancia que tiene la libertad de expresión, los periodistas y estudiantes aseguran en un 93.9 por ciento que mucha, solo un 5.6 por ciento considera que el tema tiene poca importancia y hay 0.9 por ciento que señaló que no tiene ninguna importancia.

Para determinar el grado de conocimiento de la libertad de expresión, se planteó el caso hipotético de conflicto de intereses en el que un funcionario público se vea envuelto, ¿qué es lo que debe prevalecer?, 166 de los 233 encuestados dijeron que la libertad de expresión, lo que indica que efectivamente se conoce el principio de que los funcionarios pierden mucho de la intimidad cuando asumen un cargo público.

Únicamente 34 de los periodistas afirmaron que debe prevalecer el derecho a la intimidad, 22 que debe respetarse el derecho al honor y 17 no sabe o no respondió la interrogante.

El resultado del sondeo refleja que la mayor cantidad de los periodistas, 149 de los consultados, se está informando a través de los medios de comunicación en internet, 120 sigue usando los medios tradicionales y solamente 65 de los consultados dijeron que lo hace a través de las redes sociales.

También el estudio demuestra que los comunicadores están empleando las redes sociales a diario, ya que la mayoría de ellos, un 95.7 por ciento se conecta todo el día, un 4.3 cuanto tienen el tiempo libre y únicamente un 0.4 lo hace una vez a la semana.

De los que se conectan a diario a la red, la mayoría, un 38.6 por ciento de los testados, lo hace de forma permanente las 24 horas, seguido de los que se conectan de 5 a 12 horas que es un 32.9 por ciento y finalmente un 28.9 por ciento que lo hacen por menos de cinco horas.

Temor

La mayoría de los periodistas abordados usan las redes para informarse, pero no tanto para informar u opinar, ya que 210 dijeron que utilizan las redes sociales y páginas web para ver contenido informativo, solamente 51 de ellos lo hace para colgar información, 39 para ejercer su derecho de opinar y 12 que no usa los medios sociales.

La investigación permitió determinar que existe un clima de temor al expresarse a través de la internet y redes sociales, cuando afirman que las consecuencias negativas que puede tener el difundir algún contenido en los medios sociales o páginas web, son las agresiones, los procesos judiciales, el bullyng o incluso la muerte, como ya ha pasado con más de 70 periodistas y comunicadores que fueron asesinados durante los últimos 9 años.

Los consultados están conscientes de las consecuencias negativas que puede traer, en un país donde la libertad de prensa es extremadamente delicada, publicar en las redes sociales y páginas web, como ser agresiones (134), otros 109 opinan que procesos judiciales, 67 el bullyng, 59 hasta la muerte, pero 28 dijeron que no tiene ninguna repercusión.

De la muestra abordada, 59.2 por ciento dijeron que conocen a personas que por miedo finalmente no han publicado un mensaje en las redes sociales, un 24.7 por ciento que se han autocensurado y no han publicado, 8.6 por ciento dice que no conoce de persona alguna que haya sentido temor y 7.5 que no tiene ningún temor de opinar o publicar información.

Actualmente, sin haber sido aprobada la Ley de Ciberseguridad, un gran número de los consultados manifiesta que conoce a personas que no publican mensajes en redes sociales por temor y que han sentido miedo de difundir información u opiniones en medios sociales, lo que en total significa un 83.9 por ciento, contra un 16.1 por ciento que no teme o no conoce de personas que se abstengan de expresar su opinión en los medios sociales.

A criterio de 104 de los 233 encuestados, los responsables de las opiniones vertidas en las redes sociales y páginas web deben ser los usuarios y las plataformas, administradores o proveedores de los servicios, 90 dicen que exclusivamente los usuarios, 47 que solo los administradores y seis afirman que nadie debe ser responsable por lo que postee.

Noticias falsas


Los periodistas igualmente consideran, en número de 166, que en las redes sociales se promueven noticias falsas; seguido de los que consideran que el odio también está bastante frecuente en ese medio, 116; lo mismo que la discriminación, 88. No obstante 86 apuntan que si hay información veraz en las redes, 52 amistad y paz, y 44 igualdad.

Los datos indican, según el comparativo de la gráfica 7.10, que las páginas web y las redes sociales, están siendo usadas para difundir noticias falsas y la promoción del odio y discriminación (66.7 por ciento) y solo un 33.3 por ciento de los encuestados afirman que se utiliza con los buenos propósitos de publicar información veraz, promover la amista y paz, y la igualdad.

Autorregulación

Cuándo se les consulto ¿debe haber regulación en internet y las redes sociales?, 54.7 por ciento de los periodistas respondieron que están de acuerdo y únicamente un 39.7 por ciento afirma que estaría en desacuerdo con la regulación, en tanto 5.6 prefirieron no responder.

Aunque los consultados están de acuerdo con que haya una regulación en la internet y las redes sociales, los periodistas consultados son del criterio más bien de una autorregulación por parte de los administradores de redes, del mismo usuario o de sus colegios profesionales, a que venga de fuera, por parte del gobierno o de las iglesias.

Eso se deduce al conocer los resultados donde 90 afirman que el control en las redes sociales debe ser de los administradores de redes, 88 que se debe haber autorregulación del usuario, 18 los colegios profesionales, 12 el gobierno y dos se inclinan por la iglesia.

Controles

De hecho, la investigación establece que una gran mayoría ya limita el acceso a su perfil y no acepta la invitación de cualquier persona, además de bloquear o eliminar las cuentas con contenido no adecuado y evitan colocar información y fotografías que puedan volverles vulnerables ante los ciberdelincuentes.

Para evitar problemas, 181 de los periodistas cuenta que limita el acceso al perfil y no acepta a personas desconocidas, 115 bloquea cuentas con contenido inadecuado, 91 evita colocar fotografías e información que pueda comprometer su seguridad. En menor cantidad 79 no permiten que le etiqueten si su permiso y 6 dijeron que no tienen ningún control.

Conocimiento de la ley

En cuanto a la nueva ley de Ciberseguridad que se discute en el Congreso Nacional, los periodistas consultados afirman en un 83.6 por ciento que si la conocen, pero el 16.4 por ciento dice que la desconocia.

Se puedo identificar, tras el estudio, que los periodistas consultados tienen el conocimiento de la nueva legislación, pero aun así 16.4 pro ciento no sabían que se está discutiendo y a punto de aprobarse por el Poder Legislativo.

Mayor restricción

Se puede apreciar que un 83.8 por ciento de los encuestados considera que la nueva normativa traerá una mayor restricción a la libertad de expresión, solo un 11.9 por ciento empero dice que el efecto será mayor seguridad y una mejor convivencia, y un 6.7 por ciento afirma que no tendrá ningún efecto.

Es contundente que un 83.8 por ciento de los 233 entrevistados sostiene que los efectos de la nueva ley serán mayores restricciones y solo un pequeño porcentaje considera que traerá mayor seguridad y una mejor convivencia para los hondureños. Sin embargo una cantidad aún menor (6.7%) dice que no tendrá ningún efecto, probablemente porque considera que no se aplicará la ley, como ocurre con otras leyes en Honduras, que quedan nada más en papel.

Callar al pueblo


Queda claro, con un 61 por ciento de las opiniones que la intención del gobierno al promover esa ley es callar al pueblo, un 20.3 por ciento de los abordados dice que evitar el libertinaje en las redes sociales, un 16.9 por ciento que prevenir los actos de odio y discriminación y no llega al uno por ciento los que dijeron que no tendrá ninguna consecuencia.

Al analizar la propuesta de Ley con los encuestados, 6 de cada 10 revelan que el propósito es coartar la libertad de expresión, contra un 37% que opinan que la idea es evitar el libertinaje y prevenir actos de odio que, según dicen, existe en los medios sociales aprovechándose muchas veces del anonimato.

Sanciones millonarias

Finalmente llama la atención que 132 de los encuestados considera que la medida más extrema de la nueva ley es la multa de hasta un millón de lempiras, seguida de los procesos judiciales 109, la suspensión del sitio web 56, el bloqueo de contenido 53 y seis que dijeron que ninguna de ellas.

Al final el estudio recoge las opiniones de preocupación de los periodistas sobre las sanciones establecidas en la nueva ley de Ciberseguridad, que vendrá a agravar el clima de censura en el país.

En el informe se destaca que algunos periodistas no quisieron responder la encuesta, quiza debido al temor por lo comprometedora de algunas preguntas, aunque el cuestionario se aplico, en mayoria, de forma anonima y electronica a traves de Google Forms.

Noticias Honduras

Noticias de San Pedro Sula, derechos humanos, libertad de prensa y medioambiente, entre otros que normalmente no publican otros medios de comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.