Reos de Támara se amotinan para exigir reanudación de visitas

Privados de libertad se amotinaron este sábado en la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, localizada en la aldea de Támara, Francisco Morazán, para exigir que se reanuden las visitas de sus familiares.

Los internos tienen un mes de no recibir visitas de sus familiares, ya que el Instituto Nacional Penitenciario (INP), suspendió las mismas hasta que estos cumplan una serie de requisitos para recibir un carnet de visita.

Igualmente, en las afueras del centro penal, familiares de los reos protestan por la cantidad de requisitos que deben de cumplir para adquirir el carnet.

La situación tiene desesperados tanto a familiares como a los presos, por lo que piden a las autoridades agilizar los trámites.

Por su lado, miembros de la Policía Nacional, Policía Militar y del Escuadrón Antimotines permanecisn en las afueras de la Penitenciaria para tomar el control de la situación.

El jueves anterior las autoridades penitenciaras informaron de un amotinamiento en el centro penal de El Progreso, Yoro y el pasado 28 de octubre decenas de reos se amotinaron y se subieron a los techos de la cárcel de El Porvenir en Francisco Morazán.

El INP, por su parte, aclaró que las visitas en ningun momento han sido suspendidas, antes de aplicar el Reglamento de Visita el mismo fue solicializado con los privados, familiares, jueces de Ejecución, Defensa Púbica y organismos de Derechos Humanos, desde el mes de febrero se comenzó a socializar.

La vocera del INP, Digna Aguilar dijo que desde hace un mes se anunció que a partir de hoy nadie entraría sin tener ese carné, por lo que la decisón no se tomó a la ligera y el procedimiento se realiza en base a Ley.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *