Hondureña condecorada como ciudadana ejemplar en EEUU

La hondureña Isis Alexandra Reyes Aguilar no buscaba fama cuando auxilio a una señora de La India que se accidentó en su vehículo y que, de no haber sido por esta joven, posiblemente hubiese fallecido.

“Sólo quería ayudar”, dice Isis, originaria de Tegucigalpa y estudiante de Enfermería en el Montgomery College.

Por su heroicidad, la joven fue condecorada por Richard McLauglin, jefe de la Policía de Laurel, Maryland, como Ciudadana ejemplar.

“Soy una hondureña que vino hacer cosas buenas a este país”, dijo con humildad Isis al momento de recibir medalla y diploma de reconocimiento.

En el acto estuvo presente su madre, Isis Aguilar, una empleada de la Sección Consular de la Embajada de Honduras en Washington.

El accidente ocurrió el 29 de octubre del año pasado, cuando Isis estaba comiendo con su amiga, la peruana Vanessa Maldonado, en un restaurante y de repente un vehículo dio varias vueltas hasta estrellarse, quedando apresionada dentro la conductora.

Varias personas caminaban por la zona, pero, nadie ayudo a la accidentada y lejos de eso sacaron sus celulares y comenzaron a filmar el hecho.

Mientras Isis y Vanessa salieron corriendo y sacaron a la señora accidentada del vehículo. Luego llamaron al 911, cuyo personal comenzó a darles las indicaciones de primeros auxilios, mientras llegaban los paramédicos.

“Son mis ángeles”, dice hoy la señora a la que Isis y Vanessa le salvaron la vida.

“Hay personas que han realizado hazañas extraordinarias y que no han sido reconocidas por lo que han hecho, hoy reconocemos las acciones heroicas de ciudadanos, el premio es para dignificar estas personas”, dijo el jefe de la Policía al momento de entregarles una placa a Isis y a su amiga.

Después de su acción en el accidente, Isis decidió estudiar Enfermería. Su sueño es ayudar a salvar más vidas.

Como Isis, miles de hondureños en Estados Unidos y en otros países del mundo, ponen en alto el nombre del país con una vida de honradez, trabajo arduo y solidaridad por el prójimo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *